Ken Zen Ichi nyo 拳禅一如

Una de las características de Shorinji Kempo de la que hoy vamos a hablar es ken zen ichi nyo 拳禅一如, literalmente significa “cuerpo y mente son uno”. En realidad se refiere a que el cuerpo y la mente no están separados, de tal modo que no se puede desarrollar plenamente la fuerza por medio del entrenamiento físico, ni la paz interior solo con el entrenamiento espiritual únicamente.
Porque la mente y el cuerpo no tienen consistencia ni valor por separado. Me gustaría en este punto incluir aquí un pequeño relato zen para que nos sirva de reflexión:

Después de ganar varias competencias de tiro al blanco, el joven y presumido campeón, desafió a un maestro del Zen famoso por su habilidad como arquero. El joven demostró una habilidad técnica muy buena cuando impactó el centro del blanco en su primer intento. Su segundo tiro era igual de perfecto y dijo al anciano:
– ¡Allí lo tiene! ¿Vea si puede igualar eso?
Imperturbado, el maestro no sacó su arco. Le hizo un gesto para que lo acompañara a la montaña.
Curioso sobre las intenciones del viejo, el campeón lo siguió, hasta que llegaron a un profundo abismo atravesado por un débil e inestable tronco.
El viejo maestro caminó tranquilamente hasta el centro del frágil y peligroso puente, escogió un lejano árbol como blanco, sacó su arco, y disparó un tiro limpio y directo.
– Ahora es su turno, – le dijo mientras regresaba distinguidamente hasta suelo seguro.
El joven miró con terror el abismo sin fondo y no pudo forzarse a caminar sobre el tronco, ni menos disparar al blanco.
– Usted tiene mucha habilidad con su arco, – dijo el maestro, notando el aprieto de su desafiante – pero tiene poca habilidad con la mente, que le deja errar el tiro.
 
 

En Shorinji Kempo no estamos practicando una actividad física más; se requiere una reflexión, primero de nuestras posturas y movimientos, y después de las técnicas y sus aplicaciones, o de las formas de enseñarlas cuando hemos adquirido un nivel adecuado. Todo ello, junto con el estudio de la filosofía  fomenta un desarrollo mental paralelo al físico.

Sin embargo, cuando practicamos con intensidad, una mente agitada no deja fluir los movimientos, los ralentiza y entorpece. Una mente en calma, como la superficie de un lago, puede responder con toda su energía.

En las olas de la tempestad, es difícil encontrarse a uno mismo.

Gassho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caracteristicas, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s